porque no está mal que terminen las historias mientras haya historias que contar

26.7.13

Y no me deje volver

La ruta, el auto, el sol cayendo. Ya no lo veo, pero todavía ilumina un poco. Es ese tipo de cielo que si mirás de un lado es de noche, y si girás la cabeza para el ángulo opuesto, jurarías que es de día.

Mi alma en llamas, o con ganas de estar así, que por un rato es lo mismo. La música que la aviva. Luces de una ciudad (que no sé cuál es) allá a lo lejos, como preámbulo de lo que me va a invadir en un rato. Porque todo esto tan soñado y, a la vez, tan real, va a terminar.

Voy a llegar a alguna ciudad. Va a terminar oscureciendo del todo. Mi música va a apagarse. El alma se va a congelar otra vez.

Llegué, se terminó, se apagó, se congeló. Qué suerte que lo escribí: en la realidad paralela de las palabras, al menos, esa sensación que puede pasar tan desapercibida por simple, pero que no deja de ser única y perfecta; va a permanecer para siempre y la voy a experimentar de vuelta cada vez que mis ojos recorran estos caprichosos renglones. Capaz mal escritos, como me critican a veces, pero yo LES JURO que rebalsan de sentir.

4 comentarios:

  1. Anónimo10:34

    Qué lindo.
    Me dieron ganas de recorrerte alguna que otra mañana.

    Matías.

    ResponderEliminar
  2. Uau. Me encanta como escribis, parece esa clase de escritura que es capaz de romper las barreras y hacer cualquier género literario. Yo estoy (hace poco en realidad) viendo el mundo de esta manera y escribiendolo así, simplemente como es, fijándome en esos detalles que son casi imperceptibles -casi-. De paso te cuento que me encanta el color naranja, y que por suerte me crucé con tu blog, son esas cosas que llenan el alma, o el espiritu, o eso que tenemos adentro ademas de todos los órganos.
    Beso :)

    ResponderEliminar
  3. Anónimo17:34

    Que hermoso como escribis. Me genera una sensación indescriptible, como de angustia y alma llena al mismo tiempo. Tenes mucho talento.

    ResponderEliminar

Yo deslizo, tu deslizas, él desliza, ellos deslizan, nosotros deslizamos, vosotros deslizáis.