porque no está mal que terminen las historias mientras haya historias que contar

21.4.14

Bicibiografía

Respiré por primera vez el 26 de Mayo de 1994. Mi mamá dice que fue un parto normal, a diferencia del de Camila, tres años atrás, que fue un poco largo y complicado. Luciana, que llegaría casi dos años después, implicó todo lo contrario: junto con mi papá tendrían que irse a la clínica a las 6 de la mañana a las apuradas, dejándonos a mi hermana más grande y a mí en mi casa a cuidado de Doña Carmen, la vecina.

Mis viejos se casaron con la presencia de un cura y un rabino. Cuando tomé conciencia de las barreras que a veces implica la religión, comencé a enorgullecerme de la relación de mis papás, de su casamiento, y de esa foto que apenas vi una vez de los dos referentes espirituales fundidos en un abrazo. No creo en ninguna de las dos religiones, pero me siento un poquito de ambas; me gusta la mística, la historia y la tradición del judaísmo, y me sensibiliza la unión familiar que implican fechas como Navidad o Pascuas. Suelo decir que soy mitad judía y mitad católica, más que nada para inquietar a las mentes cerradas que no pueden tolerar cosas así.

Así como mi nacimiento fue el más fácil de los tres, en vida resulté la más complicada. No lo digo yo, o sí; pero también lo sabe cualquiera que conozca mi familia. En chiste, pero sé que es de verdad, suelo decir que soy la oveja negra: mis papás se conocieron jugando al voley, Camila estuvo en la Selección Argentina y se fue a estudiar, por eso, a Estados Unidos; Luciana también juega. A mí me gusta el fútbol. Además mis hermanas son más de los números, de los silencios, del perfil bajo, de la templanza. Yo soy de las letras, la verborragia, la extroversión y el desenfreno. Soy la que, lejos, más fastidios les trajo a mis viejos, más peleas, y también más discusiones: pienso bastante distinto a ellos, además de que siempre trato de discutir absolutamente todo (al punto de que a veces no sé bien qué es lo que pienso yo, además de “lo contrario a lo que piense el otro”).

Igual, tengo entendido que desde chiquita soy inquieta y relativamente molesta. Me llevaron al jardín de infantes con dos años recién cumplidos porque mi mamá estaba en mi casa con Luciana recién nacida y yo me aburría y pedía con locura ir. Ahí entré a Hombre Nuevo, la escuela de mis amores, donde estuve hasta los doce años y, además de ser parte de mi familia, me dio a mis amigos de la vida. Después fui a Ecos, mejor conocido como “el de la tragedia”, por el accidente ocurrido el 8 de Octubre del 2006 donde murieron 9 chicos y una profesora por un choque en Santa Fe. Terminé la secundaria y también me llevé grandes amigos de ahí, y después decidí empezar a estudiar Ciencias de la Comunicación en la UBA y Periodismo en TEA. La privada la termino este año, la otra espero terminarla antes de jubilarme.

De amor no hablo porque estoy más lejos que de recibirme. 

13 comentarios:

  1. las autobiografias suelen tener el filtro de la subjetividad.... de la selección.... bueno que no lo tiene?
    esta es muy llevadera, interesante y el estilo no te aburre para nada....
    hace tiempo...que leo cosas tuyas... no s ebien como cai en este blog... pero me gusto.... y como no vi nungun comentario.... va este el primero....

    ResponderEliminar
  2. Anónimo15:31

    Me gusta mucho como escribís Nati. Subí cosas mas seguido!
    Exitos!

    ResponderEliminar
  3. ¿Quién quiere comenzar a hablar del amor?
    A veces parece que es el origen de todos los males...

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar
  4. El tema de ser la oveja negra siempre coincide con los hijos del medio, grupo en el que me incluyo, ¿por qué será? Es algo bastante loco...
    Un beso enorme y un gusto, como siempre, leerte.

    ResponderEliminar
  5. Estaba revisando un blog viejo que tenía y entré a ver quién había firmado algo acerca de Las Pastillas, de casualidad caí acá habiendo entrado el otro día.

    Cuatro años es tan poco y parece tanto.

    También estudio Comunicación, pero en La Matanza. Si querés hacer lo que pienso que querés hacer, largá a la mierda la UBA.

    Salud!

    ResponderEliminar
  6. Estaba revisando un blog viejo que tenía y entré a ver quién había firmado algo acerca de Las Pastillas, de casualidad caí acá habiendo entrado el otro día.

    Cuatro años es tan poco y parece tanto.

    También estudio Comunicación, pero en La Matanza. Si querés hacer lo que pienso que querés hacer, largá a la mierda la UBA.

    Salud!

    ResponderEliminar
  7. Estaba revisando un blog viejo (cuatro años no son poca cosa) y encontré una firma que decía algo de Las Pastillas, entré a ver de quién era y caí acá, habiendo caído el otro día.

    También estudio Comunicación, pero en La Matanza. Si querés hacer lo que pienso que querés hacer, largá a la mierda la UBA y seguí con TEA.

    Salud!

    ResponderEliminar
  8. Sincero y conciso. Sólido.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo13:25

    Se nota que te queres mucho y que te gusta como sos, incluso es notorio que hasta tus defectos te parecen atractivos. Te mostrás desde esa perspectiva, pero cuidado que el ego que tenes (y no contaste que tenés) está implícito en tu relato. Me da la impresión de que te estas intentando "vender" constantemente y seguro que la primera en comprarte sos vos misma. No adjudico juicio de valor a lo que te describe, ya sea tu energía, tu ego, tu capacidad de análisis o cualquiera de ellas, simplemente opino. Me gusta como escribís!

    ResponderEliminar
  10. Anónimo01:31

    Me encanta como escribis nati!
    me siento super identificada, sos una inspiracion. Gracias por esas palabras que mobieron tanto en mi. Saludos

    ResponderEliminar
  11. "Soy la que, lejos, más fastidios les trajo a mis viejos, más peleas, y también más discusiones: pienso bastante distinto a ellos, además de que siempre trato de discutir absolutamente todo (al punto de que a veces no sé qué es lo que pienso yo, además de lo contrario a lo que piense el otro)." Sos tan yo que asusta boluda (no solo en esto, pero este fue el remate que me re llegó). Sos una genia, gracias por tanto

    ResponderEliminar

Yo deslizo, tu deslizas, él desliza, ellos deslizan, nosotros deslizamos, vosotros deslizáis.