porque no está mal que terminen las historias mientras haya historias que contar

19.4.14

Toco de ojo

A mí me enseñaron que un color, señalándome objetos, se llamaba, por ejemplo, "rojo". Pero, ¿qué me dice que vos ves al rojo como lo veo yo? Quiero decir, quizás te enseñaron que "eso" se llamaba "rojo" pero tal vez vos lo ves como yo veo el azul. Pero los dos le decimos "rojo". Y nunca vamos a terminar de saberlo. 

Entonces de repente pensé que -claro que iba a saltar con esto- igual pasa con el amor. Que "amor" no es más que una palabra que se le adjudica a un sentimiento, pero que en realidad no existe tal como "uno solo", sino que cada uno elige ponérselo de título a lo que le parece, y que entonces debatir sobre él y pretender llegar a un acuerdo es bastante iluso. Es cierto que hay ciertas cosas que se generalizan sobre su significado: está claro que es algo que despierta atracción, que moviliza, que así como da felicidad; inquieta. Que llena, que hace sonreír, que se besa. Pero quizás para un ama de casa todo eso le significa un tipo que le da seguridad, comodidad, abrazos y es buen padre; mientras que puede ser que otra mujer encuentre el "amor" en un hombre que la hace sentir una princesa, le regala cosas, es caballero y la lleva a recorrer el mundo; y tal vez una piba halle todo esta cuestión en el pibe que no tiene más que besos, una Quilmes bien fría y una guitarra para tocarle su canción preferida de Las Pastillas.

Creo que la clave de todo esto está en que las dos personas envueltas en dicho sentimiento tengan la misma percepción, o al menos similar. Así como dos diseñadores de ropa deberían tener la misma visión de "rojo" cuando hagan su nueva colección para que no quede cualquier cosa o no terminen de los pelos.

La diferencia acá es que con los colores pasa que ya no hay más por conocer; no existe ningún tono que no te suene familiar, que no sea parecido a otro o una mezcla entre dos. Con el amor nada que ver, siempre puede aparecer algún loquito en zapatillas que no solo te muestre un color nuevo, sino que te arme un arcoiris que jamás viste en tu vida (y tampoco te hubieras imaginado).

6 comentarios:

  1. Sos muy buena escribiendo, acabo de ver una película que me dejó enamorada, y leer esto, leerte, es muy perfecto, aunque no sepa con exactitud que significa el amor o como se siente.
    Abrazo grande

    ResponderEliminar
  2. Anónimo23:03

    Nati, me encanta lo que escribís pero me gustaría mucho leer algo tuyo que no se trata del amor, sino de otros temas...

    ResponderEliminar
  3. Me pareció genial que consideres las distintas maneras de sentir al amor, y cómo sabemos que lo que sentimos es el amor? a qué se le compara? me encantó la entrada!

    ResponderEliminar
  4. Claramente yo soy la que se conforma con un pibe con una birra tocando Pastillas

    ResponderEliminar
  5. Anónimo07:14

    Wow. Sin palabras

    ResponderEliminar
  6. Creo que cuando una persona hace que cuando termines de leer, te deje pensando.. es porque tiene talento. No me voy a cansar de decirte que me encanta leerte

    ResponderEliminar

Yo deslizo, tu deslizas, él desliza, ellos deslizan, nosotros deslizamos, vosotros deslizáis.