porque no está mal que terminen las historias mientras haya historias que contar

28.8.15

Viernes

Es viernes. Amo los viernes porque para mí significan que todo puede ser. Son promesa de cambio, y no es que esté mal con mi presente, pero los viernes tienen ese no-sé-qué de que ese fin de semana SÍ. No sé qué cosa SÍ, pero el viernes jura que algo va a pasar. Algo grande. Algo diferente. Tampoco es que uno anda queriendo que le cambie la vida, pero es como si sí. El viernes se siente como si sí.

El viernes es, técnicamente, el quinto día de la semana. Para mí es el primero. Porque sólo de la nada es que se puede crear absolutamente cualquier cosa. Es la expectativa. Es infinidad. Si fuera un número sería periódico. Si fuera un sonido sería ese pi que se escucha en la oscuridad más silenciosa. Y creo que no hay muchas más cosas así de infinitas como el viernes, y el pi, y los números periódicos, así que no voy a subestimarlo con otras comparaciones.

Para los japoneses y los coreanos, el viernes es el "día del oro". Los corrijo, señores con ojos chinos (sí, así de ignorante): es el día de salir a excavar a buscar el mineral más preciado. Pero quienes le dan el nombre al viernes son los griegos, por Venus. La diosa del amor. Sólo voy a atar cabos y decir que para quienes se desesperan por encontrar al sentimiento ese del corazón rojo al cual Venus representa; el viernes es la esperanza de que aparezca. Por la noche, o a la vuelta; entre tragos o en un colectivo; quizás el sábado o el domingo; pero es el "quinto" día de la semana el que lo promete, el que lo advierte, el que lo anuncia. Y el que la mayoría de las veces... miente.

Y aunque la mayoría de los amores sobre los que escuchamos todos surgieron un lunes, o un martes, o un miércoles, ahí va el tontito, soñando un viernes. Y despertando con una pesadilla (todo sin  la necesidad de dormir). Porque seguramente el sábado y el domingo tengas que cargar con un nuevo hoy tampoco. Y van...

11 comentarios:

  1. Anónimo21:53

    Muy bueno, eso pensaba de los viernes hasta que me enteré que curso los sabados y basicamente mis noches de viernes se basan en estudiar biofisica. :(

    ResponderEliminar
  2. Anónimo03:20

    Soy Fiorella Leguizamón y no tengo un blog.Pero me encantó ésto.Como te expresas y si no veo mal soy la primera en comentar.Yo tambie escribo,escribo historias.Las mias se llaman Fernanda va,fernanda se pierde.Pero te deseo o mejor,de verdad en todo en tu vida Nati o Natalia como prefieras que te diga.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo16:44

    Te amo..a vos y al viernes

    ResponderEliminar
  4. Anónimo00:19

    si sos un dia sos el viernes

    ResponderEliminar
  5. Sábado 0540 q bueno es leer algo tan real expresado con las palabras justas. A pesar de q pase 20 hs del viernes trabajando me dejaste la cabeza Carburando. Gracias genia x ser de esas personas q te dejan pensando!

    ResponderEliminar
  6. Joaco20:04

    Que lindo escribis, cuando sacas un libro?

    ResponderEliminar
  7. Te juro pense que era otra persona la que escribia...no sabia que eras asi...la verdad te felicito y dale para adelante que me re gusto!

    ResponderEliminar
  8. Anónimo21:08

    Hoy es viernes, el quinto dia que promete.. Y seguramente me levante mañana o el domingo y diga hoy tampoco, pero espero igual gracias a tu blog, me encanta leer y que me siembre la esperanza las historias que leo aca, ojala sigas te admiro mucho nati! Nunca te calmes!

    ResponderEliminar
  9. No miente , cuando se da eso preciado y mas el viernes que es el dia (ese que renueva esperanzas derrotadas) , es tanto el placer debido a aquellos viernes que no sucedio.. Son parte de saborizar a punto justo el dia indicado . Es contraste . Esos viernes que no pasa nada son un ensayo (homero nos enseño que el sistema funciona) . No miente , porque el viernes promete cosas que no siempre pasan para que no pierda valor lo que deseamos que pase sin darnos cuenta que esta pasando , el viernes es eso , el deseo , la esperanza , la alegria sin tapujos(ni razones mas que sea viernes) , La tranquilidad de que todo se puede intentar y que no importe fallar (total nos queda el sabado(aunque no sea lo mismo)) . Comparto el sentimiento y te saludo , aca , desde un maldito lunes.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo14:32

    Acabo de descubrir esto y no puedo creer lo genial que es! me asombra, entusiasma e identifica, increíble! Siempre con las palabras sencillas pero justas Nati, segui asi,deleitandonos. gracias por esto. Un beso

    ResponderEliminar
  11. Anónimo00:30

    Me pongo de pie, bien de pie. Y te aplaudo. Bien fuerte.
    Es impresionante la habilidad que tenés para escribir.Escribí siempre, nunca pares, nunca dejes, nunca te canses. Soy de las personas más detallistas, así que me atrevo a darte un consejo. Por favor dejá de ser chubasquera. Tus hombres son chubascos. (Si leiste Chubasco de Cielo Latini sabés de qué hablo) Beso enorme!!!

    ResponderEliminar

Yo deslizo, tu deslizas, él desliza, ellos deslizan, nosotros deslizamos, vosotros deslizáis.