porque no está mal que terminen las historias mientras haya historias que contar

23.8.15

Qué garrón

"Qué garrón", pensé cuando los vi desde el auto ahí, echados en el verde al costado de la autopista. "Qué paja que ese sea su plan de domingo", seguí hablando conmigo misma. Mientras me dirigía a no importa dónde, bastante rápido, en el coche de Nico.

Seguimos por ahí media hora más y a cada rato se veían grupos de personas disfrutando del último día del fin de semana en esos pastos. Algunos jugaban al fútbol, de todas las edades y mezclados, y en un grupo se veía, perdida entre ellos, una chiquita con dos colitas intentando estar a la altura de los varones. Otros tomaban mate, comían y charlaban; unos pocos parecían hablar seriedades; el resto, de esas nimiedades que divierten. También estaban los que tomaban sol, desde el mismísimo cesped o una reposera. Porque sí, el clima estaba hermoso, lo recordaba de cuando me había subido al auto.

Porque, cierto, yo estaba en la autopista, apurada por llegar. Mientras tanto, uno que acababa de meter un gol en el arco que había armado con dos buzos, pensaba "qué garrón andar apurado en auto un domingo así de lindo".

15 comentarios:

  1. Anónimo21:56

    En los prejuicios está la ignorancia. Podes sentir lástima por el otro, pero quizás es más feliz haciendo eso que a vos te da lástima, de lo que vos sos teniendo lástima

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo23:33

      Leíste lo que quisiste

      Eliminar
  2. Anónimo21:58

    Las diferencias de perspectiva. No hace falta que escribas sobre el amor para dejar al otro pensando. Genia Nati!

    ResponderEliminar
  3. Anónimo22:00

    Que garrón que haya tan mala percepción

    ResponderEliminar
  4. Anónimo22:44

    La palabra "paja" arruina todo el relato

    ResponderEliminar
  5. Anónimo22:44

    La palabra "paja" arruina todo el relato

    ResponderEliminar
  6. Anónimo00:27

    Una idola, sin mas para decir. Besos de Miramar. Xo

    ResponderEliminar
  7. Anónimo03:05

    Sos tan linda para esto, no paro de sentirme identificada con TODO lo que escribís. Genia aabsoluta !

    ResponderEliminar
  8. Marcos18:45

    Yo deslizo, tu delizas, que garrón, quiero deslizar contigo para siempre.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo01:01

    Sos... No se si increíble, pero tenes la capacidad de escribir con tanta soltura que me produce una "envidia sana" aunque no crea en ella, suena bien. Siempre me pregunté porque me gustaba tanto sentarme a matear al costado de autopista o porque me gustaba andar por autopista sin destino definido. Creo que me diste la respuesta. Es muy compleja, porque es una manera de explicar la vida o los problemas cuando uno lo vive desde adentro o desde afuera. Seguí asi Nati, espero tu libro. Éxito en todo lo que te propongas. Sos mi ejemplo a seguir. Saludos.

    ResponderEliminar

Yo deslizo, tu deslizas, él desliza, ellos deslizan, nosotros deslizamos, vosotros deslizáis.