porque no está mal que terminen las historias mientras haya historias que contar

4.10.12

El amor antes del amor y la semiología

Es primeridad. Mera posibilidad. Las cualidades listas para reaccionar. Todo puede pasar. Es esa cosquilla, ese suspiro, esa sensación difícil de explicar y también de sentir, que en general cuando aparece genera ganas de ir a la etapa siguiente, a la segundidad, al hecho, al "llegamos", al "ahora somos", a la existencia. Pero esta llegada viene acompañada con la tercera, que es la toma de conciencia, es la conceptualización, es el "y ahora?". Y la nada. 

Acá las categorías no son simultáneas, ojalá lo fueran, así uno no se encontraría siempre buscando alguna para llegar y luego andar desesperadamente atrás de otra.

Fin de otro cuento que no es un cuento. O que en realidad sería una respuesta de parcial re sensible que aunque me pusieran un uno, yo le diría "bueno".

3 comentarios:

  1. Anónimo21:53

    aunque te leo siempre y me encanta como te expresas, esta vez me quede como quien dice colgada; seamos directos, no entendí que mierda quisiste poner, si me explicas, seria gggggenial

    ResponderEliminar
  2. Anónimo17:37

    yo creo que el texto representa el: no estudié para la prueba qué carajo hago ahora

    ResponderEliminar
  3. Sería mucho más fácil, sí, pero somos animales con una lengua, y nos es MUY complicado dejarla de lado cuando hace falta...

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar

Yo deslizo, tu deslizas, él desliza, ellos deslizan, nosotros deslizamos, vosotros deslizáis.