porque no está mal que terminen las historias mientras haya historias que contar

26.10.09

Un favor al emisor

Una lágrima marrón cayó sobre la hoja blanca, que pedía a gritos un poco de coherencia. Otra gota, esta vez de color celeste, se encargó de callarla. El pedazo de papel negó, por un rato, su desacuerdo con esa ola de palabras sin sentido que descansaba en ella. Un rato después no se aguantó. Las lágrimas marrones y celestes no hacían más que hacer más evidente la situación bizarra que ese pobre retazo de papel estaba teniendo que aguantar. Se prendió fuego y, no se sabe bien como, las cenizas nunca aparecieron.

4 comentarios:

  1. helloooooo
    siempre textos tan cultos e interesantes!
    extrañaba leerlos
    /hellolsen

    ResponderEliminar
  2. Me gusto mucho tu texto y tu blog !


    Si queres pasate a escuchar un adelanto del primer disco de la banda, proximo a editarse

    un saludooo

    http://www.una-fabrica.com.ar/

    ResponderEliminar
  3. me encanto lo que escribiste y aparte buenisimo tu fotolog.!
    un abraso gigante!

    fotolog.com/tontaiironiia

    ResponderEliminar
  4. me encanto lo que escribiste y aparte buenisimo tu fotolog.!
    un abraso gigante!

    fotolog.com/tontaiironiia

    ResponderEliminar

Yo deslizo, tu deslizas, él desliza, ellos deslizan, nosotros deslizamos, vosotros deslizáis.