porque no está mal que terminen las historias mientras haya historias que contar

13.10.09

U r my drug

No sé bien cómo funciona ésto, debe ser que sos algo así como una droga que me da un rato de felicidad extrema (en la que recibo una buena dosis de algo así como cianuro). Me deja feliz por un rato, sí. Aún después de que te diste media vuelta y te fuiste a no-sé-bien-dónde. Pero más tarde, se cae el mundo. "No más", me digo. Pero ahí estoy, la noche siguiente, de vuelta, sintiendo esa primavera en ese ratito con vos, para después un otoño eterno y pleno como nunca. "Mejor que falte y no que sobre", me recomiendan por ahí. Nunca va a sobrar, les explico. Siempre me dejás ahí queriendo un poco más, sufriendo tu ida y esperando todo el tiempo tu presencia.

Sos mi droga, mi perdición, mi utopía, mi odio y mi felicidad. Que algo tan lindo me haga mal, es una pena. Definitivamente.

6 comentarios:

  1. Es increible, porque siempre me pasa lo mismo que vos al mismo tiempo que vos. Te lo digo porque leo lo que lees y supongo que se como va la cosa, o por lo menos yo me siento como vos decís sentirte. No sé pero me vuelven loca, porque tienen que ser así?

    ResponderEliminar
  2. te quiero nenaaaaaa
    abrí el libro :(
    besooo

    pd: tenés fbook? :P

    ResponderEliminar
  3. Me pasaba exactamente lo mismo antes, Nat. Que le digo a todos que no me gusta mas, para convencerme hasta a mi misma, ¡que boludez!. Pero despues, lo volvia a mirar, y me daba cuenta que era un caso perdido. Pero ahora me doy cuenta que no.
    Te amo!

    ResponderEliminar
  4. Bello blog, me encanto (: Un beso.

    ResponderEliminar

Yo deslizo, tu deslizas, él desliza, ellos deslizan, nosotros deslizamos, vosotros deslizáis.