porque no está mal que terminen las historias mientras haya historias que contar

14.9.16

Croquis de una angustia

Los brazos de mamá. O de papá. Mi cama (abajo de la sábana, y la frazada, y el acolchado, y si es abrazada a mi peluche, mejor). Sus brazos. Los brazos de alguien que imagino pero no sé cómo es. Los brazos de alguien que ni imagino. Hacerme una bolita en el piso, boca abajo.

Cerrar los ojos bien fuerte, taparme la cara, como si no viendo yo dejara de ser vista. Como si desapareciera. En un abrazo, en mi cama, en el piso. A veces sólo sintiendo que no estamos es que no duele lo que duele. 

O dormir. La solución más eficaz y efímera de todos los problemas. En ese rato, es como si jamás hubieran existido: pero tampoco hay conciencia como para disfrutar de esa anhelada liviandad. En realidad, el momento de placer es después y más corto: cuando me despierto, esos segundos en los que todavía no me acuerdo la mierda que anoche me apretaba el pecho. Bueno, "anoche": cuando la mierda es tanta, a veces uno se acuesta a dormir a cualquier hora del día, sólo para poder respirar un rato.

Y el pensamiento que aparece siempre en los malos momentos: ¡qué feliz era antes de esto! Y después la noción de que ni era tan feliz, porque no me daba cuenta. Y la bronca por eso, y las ganas de volver, y la sensación de que cuando esto pase (¿va a pasar?) voy a aprender a realmente disfrutar que todo siga igual de bien.

Y por último, lo peor de todo, eso: que quizás no pase, que hay males que llegan para quedarse, que lo único que podemos hacer es hacerlos ponerse cómodos y aprender a convivirlos. Hay discursos simpáticos que hablan de combatir todo y luchar, pero a veces la mejor lucha es asumir y seguir. Agarrar la flecha que me clavaron en el pecho y usarla de bastón. O guardarla para tirársela a todas las otras cosas que haya que combatir después. Porque sí, obvio, esto sigue. 

Y qué bueno que siga... PROBLEMA en serio es que deje de seguir.

11 comentarios:

  1. La angustia que oprime siempre pasa. Pero sí, es verdad, hay dolores/ausencias con las que tenemos que aprender a vivir. Tiempo al tiempo

    ResponderEliminar
  2. La angustia que oprime siempre pasa. Pero sí, es verdad, hay dolores/ausencias con las que tenemos que aprender a vivir. Tiempo al tiempo

    ResponderEliminar
  3. Anónimo22:30

    Pones en palabra mis sentimientos

    ResponderEliminar
  4. Anónimo22:33

    Y que se hace cuando la angustia no te deja ni dormir Nati? 😭

    ResponderEliminar
  5. Anónimo19:57

    Vos y yo de ALGUNA manera estamos conectadas, no escribís mucho en el blog pero cuando lo haces es cuando justamente me pasa algo y relacionado con lo que escribís, que increíble. Ojala nunca pierdas la magia de hacerme sentir acompañada con un simple texto. Te admiro y quiero natijo, seguí asi

    ResponderEliminar
  6. Anónimo07:36

    Me encanta como escribís tu blog entero me encanta, escribís muy lindo, y me siento muy identificado con todo Lo que escribís, de verdad me llega, por ejemplo esto último mis noches de sueño sólo tienen 3 horas, pero sólo unos pocos saben de lo que hablas, gracias Nati, te sigo de tus comienzos en twitter, sos una grosa y también estas re fuerte jaja perdón por lo último tenía que decirlo, saludos y besos! Nunca dejes de escribir ut blog

    ResponderEliminar
  7. Nunca dejes de escribir, porque para muchos esto nos hace sonreír. Xoxo

    ResponderEliminar
  8. Anónimo14:02

    Hola a todos/as! Ya llegaron los productos de octubre. Perfumes para hombres, mujeres y niños, maquillajes, cremas y más. Este mes hay además promociones por el día de la madre, para aprovechar! Dejo el link para el/la que le interese. Gracias!
    https://www.facebook.com/ryr2016/
    http://ryr2016.blogspot.com
    Productos de este mes: https://www.facebook.com/ryr2016/photos/?tab=album&album_id=311342012568896
    Bahía Blanca, Buenos Aires, Argentina

    ResponderEliminar
  9. El miedo,el dolor, la angustia,todas sensaciones horribles pero necesarias para sobrevivir ya sea como mecanismos de adaptación o por seguridad pero sirven, por algo estan y como dejaste bien claro hay que aprender a convivir con ellos asumir y seguir
    No dejes de escribir nunca genia !!

    ResponderEliminar
  10. Le pegaste en el blanco. Hoy me siento así. Tengo tantos quilombos en la cabeza, en la vida que me dan ganas de volver a los brazos de esa persona que ya no está, para no sentir más esa sensación en el pecho.
    Encima el día no ayuda.

    ResponderEliminar
  11. Anónimo20:41

    Increible! Que bien descripta la pulsión.

    ResponderEliminar

Yo deslizo, tu deslizas, él desliza, ellos deslizan, nosotros deslizamos, vosotros deslizáis.