porque no está mal que terminen las historias mientras haya historias que contar

28.4.15

En sus manos

Como tantas otras veces encontró una excusa para no estudiar. Sacó esmaltes de un estuche y los apoyó arriba de las fotocopias sin cerrarlas. Mientras se pintaba las uñas pensaba si la mayoría de las mujeres compartiría su lógica: pintarse primero la mano hábil (es decir, usar la no hábil) para sacarse de encima la peor parte. En su caso era comenzar coloreando la derecha. Además le parecía mejor que la incomodidad posterior de pasar el pincel con las uñas recién pintadas fuera con la mano buena, para que no se haga demasiado desastre. Lo pensaba siempre desde que lo había pensado por primera vez (antes lo hacía sin cuestionarse, probablemente empezando con lo más fácil, con algo de esa actitud infantil de considerar sólo el ahora).

Recordó que una vez, a los 4 o 5 años, o quizás 3, estaba en una quinta con su familia y le compraron un helado. Era palito, mitad frutilla y mitad chocolate, dividido verticalmente. El sabor rosado no le gustaba, pero sí el oscuro (y muchísimo). Entonces con algún análisis extraño para una niña eligió tomar el de frutilla para luego disfrutar de su preferido. Así fue como chupó sólo un costado del helado y por lógica, gravedad, física o química; justo cuando absorbió lo último frutal que quedaba y todo el resto era puro chocolate tentador, éste pedazo se desprendió y cayó al piso, dejándola sosteniendo un seco y desolado palito.

En ese instante se pintó toda una cutícula y un poco más, a pesar de que ya estaba usando la derecha. Fue entonces que con la mitad del dedo índice con esmalte y dos uñas sin pintar agarró el celular y llamó a su papá.
- Quiero dejar la facultad. No, pará. Dejo la facultad. No, no, pará. Dejé la facultad - le dijo, sin permitirle responder, ni suspirar, ni respirar. Y cortó, con violencia, despintándose un par de uñas en la vorágine. Pero no le preocupó. No ese día, y desde entonces nunca más.

Primero lo primero. 

18 comentarios:

  1. Anónimo21:36

    Me encanta sinceramente como escribís. Seguí así, me llenan tus textos!

    ResponderEliminar
  2. Es para levantarse y aplaudirte... Bueno no tanto pero en serio ¡que bien que escribís!

    ResponderEliminar
  3. Anónimo00:51

    nonono increible jota! sos yo, solo que jamas podria plasmar todo eso con esas perfectas palabras

    ResponderEliminar
  4. Seguime en #tuister Nati, sos lo mas grande que hay

    ResponderEliminar
  5. Seguime en tuister# Nati sos lo mas grande que hay

    ResponderEliminar
  6. lola18:36

    SOS increible. Felicito y admiro tu dedicación y tus palabras justas para cada linea que escribis

    ResponderEliminar
  7. lola18:36

    SOS increible. Felicito y admiro tu dedicación y tus palabras justas para cada linea que escribis

    ResponderEliminar
  8. Anónimo14:46

    Sos una grande . no sabía que escribías tan lindo la pegaste vos piba

    ResponderEliminar
  9. Anónimo02:13

    No entienden que no es Nati Jota? Es Nati Jersonsky.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo08:17

    tampoco la gran cosa

    ResponderEliminar
  11. Anónimo08:18

    creo que si todos los que escriben subirían sus redacciones y recibirían tal estímulo, seguirían escribiendo como nati jota

    ResponderEliminar
  12. Me encanta la lógica, que va del absurdo, pero lógica pura.

    ResponderEliminar
  13. Anónimo15:28

    t amo flaca

    ResponderEliminar
  14. Me gusta mucho tu forma de escribir y me inspiraste a hacerme texto, me encantaría que me dieras una opinión de algo que es muy nuevo para mi pero me esta llenando de amor: http://hacermetexto.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar
  15. Anónimo17:20

    Ojalá me pudiera expresar así, siempre tuve ganas de escribir, pero nunca supe muy bien cómo hacerlo, posta, redactás muy bien, creo que todas nos sentimos muy identificadas con tus textos. Muy buen blog! Saludos desde Corrientes

    ResponderEliminar
  16. Anónimo16:33

    Bienvenida al mundo del amor
    Chica normal, soñadora, la que espera encontrar al amor de su vida, su príncipe azul. Ve muchas películas y series, las cuales ponen sus expectativas demasiado altas. Optimista y positiva, esta bueno pero a veces juega en contra. Se ilusiona rápido y cuando se desilusiona duele, duele mucho. Porque ya se había imaginado todo, ya había sentido lo que todavía no pasó.
    Romántica pero tiene miedo a enamorarse.
    Encuentra a un chico, con sus expectativas, la hace sentir bien y luego por tanto optimismo y ser tan positiva, se ilusiona... De mas.
    Y lo que mas bronca le da, además de la desilusión es que se había enamorado y era lo que mas miedo le daba. Enamorarse y que duela. Pero aprende que no hay amor que no duela un poco, porque es así, nos duele no poder controlarlo, y eso lo hace especial.
    Espero que les guste

    ResponderEliminar
  17. No entendí muy bien la crónica ¿La policía sabía que asuntos internos le tendría una trampa?
    Posta no entendí la reflexión. ¿Me explican?

    ResponderEliminar

Yo deslizo, tu deslizas, él desliza, ellos deslizan, nosotros deslizamos, vosotros deslizáis.