porque no está mal que terminen las historias mientras haya historias que contar

15.5.13

La palabra prohibida

Para mí, desde el vamos, está todo mal. Se habla de "el" amor. Como si fuera uno. Como si fuera único. Omitiendo que por ser personas distintas, podemos amar de miles de formas; y aún así cada individuo tiene distintas maneras de amar según a quién va dirigido el sentimiento. Pero, igual: seguimos llenándonos la boca de "el amor", pintando corazones rojos, idealizando la sensación, llevándola a un plano en el que probablemente jamás lo alcancemos en nuestra vida.

Primero me indignaba cuando veía a mi mejor amigo, por ejemplo, excesivamente fanático y desesperado por San Lorenzo. Después lo entendí, y le creí tanto, que no creo que mienta cuando él dice que es amor. Veo como lo siente; me lo hace sentir a mí también, y a cualquiera con quien habla, aunque sea de Huracán o Boca Juniors. 

También desconfiaba de la militancia política. Me parecía una ceguera idiota, en muchos casos, injustificada, careta, para aparentar, para sentirse parte. Aunque situaciones de esas no faltan, en ningún rubro, dejé de dudar de la sinceridad de esa cuestión para algunos. Entendí que también es pasión. Que les llena el cuerpo. Que sienten la idea en el alma y moverse por concretarla es un acto profundo de amor. O de enamoramiento. "El amor es burgués y el enamoramiento, militante", como me dijo Maqui. 

Y en la misma bolsa, aunque totalmente otra, aparece la música. A esta altura del texto, obviamente no voy a negar, sino a admirar esa devoción por una banda, un músico, por lo que generan sus notas en uno. Creo que se puede estar enamorado de la música, de una ideología, de un equipo de fútbol. Y aunque ese tipo de emociones, sobretodo en el caso del deporte, para algunos pueda ser superficial y estúpido, a mí me habla de sensibilidad, porque vos podés no entenderlo, pero él lo está sintiendo a flor de piel, y también muy adentro; por todos lados. Y no lo podés negar. 

Lo que no sé bien si creo es en el amor de amor. En esa idea trillada. En el corazón rojo. En ese que se plasma con un beso. En el que es de a dos. En el de los chocolates y las flores. Sí, justo de ese, me atrevo a desconfiar. Porque nunca vi a Gon perder su sentimiento por San Lorenzo (a pesar de los enojos), ni tampoco a Maqui abandonando su alma militante. Jamás encontré a Jaz sin sentir nada al escuchar a Fito. Pero sí supe de personas pisoteando y olvidando a quien solían amar.

Es así: existen muchos amores, pero sólo son reales los que duran para siempre. Si no, no era amor. Era un error.

6 comentarios:

  1. Anónimo14:43

    Y si “el amor” sigue siendo uno. El que puede darse (aquel que cada quien da), el que se manifiesta en esa pasión por un equipo deportivo, por una idea o un genero de música; y habrá también el despierte una pasión perdurable hacia alguien. Pero siempre será (quizás sea) “el amor” ese que solo puede darse, y la emoción será aquello que rebota tras haberlo dado.

    Al final puede ser que la palabra realmente no este prohibida, quizás solo sea un divague esperando su momento de hacerse un desliz, deslizarse y ver que onda…

    ResponderEliminar
  2. Anónimo15:54

    http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=91tABxWheRw Me acordé de tu entrada. Un beso, me encanta tu manera de expresar por escrito lo que sentís.

    ResponderEliminar
  3. leo esto, como muchos otros de tus relatos, y siento que le pusiste palabras y voz a mis sentimientos. Gracias.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo22:56

    leyendo esto, al igual que otros de tus relatos, pero sobre todo ESTE, siento que le pusiste voz y palabras a mis sentimientos. Gracias.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo01:52

    naty que lindas palabras. pero me gustaria que dez a luz tu apellido. Hernestina DOBLE VE! ~#fraca

    ResponderEliminar
  6. Anónimo20:23

    Tenes una capacidad tremenda para escribir! Me encanta leerte (aunque me gustaria mas leerte en un libro acostada en mi cama y no sentada al frente de una pantalla).
    Yo siento amor por la musica, porque me hace ver eso que no todos ven, sentir lo que no puedo llegar a sentir con un chico, me hace entender, me acomoda y llena el alma. Y tambien, desconfio igual que vos del "amor" de dos personas.
    Un beso, suerte!

    ResponderEliminar

Yo deslizo, tu deslizas, él desliza, ellos deslizan, nosotros deslizamos, vosotros deslizáis.