porque no está mal que terminen las historias mientras haya historias que contar

10.11.12

Cuando la tarde moría (como moría lo nuestro)

Es como volver a meter en la heladera el pote de Casancrem vacío. Como no tirar esa lapicera que definitivamente no anda más. Como seguir guardando la remera de Mickey que ni siquiera usás de piyama.

Es difícil despedirse, incluso de las cosas, incluso de manera inconsciente de una birome que claramente no te interesa, ni la querés, ni te perjudicaría empujarla al precipicio del tacho de basura. Sin embargo, la guardás, como al pote de Casancrem y a la remera de Mickey. Y mañana, mañana vas a querer escribir algo y maldecir al ver que no funciona; vas a querer hacer más sabrosa una tostada y vas a putear porque el puto pote esta putamente vacío; vas a ponerte de mal humor cuando busques algo que te querés poner y no lo encuentres, y digas "¿para qué mierda guardo tanta ropa al pedo?".

Y así es. Y así, también, es como no te despedís de tantas otras cosas, de relaciones, de miedos, de costumbres. Relaciones que ya no te generan lo mismo, miedos que ya no tenés, costumbres que ya no te sirven. No, no están presentes todo el tiempo, pero están amontonados en algún rincón. Y también, desde ese rincón, te van perturbando de a poquito, como la lapicera, como el pote de Casancrem, como la remera de Mickey. 

Renovar la cartuchera, limpiar la heladera, reordenar el placard. Es como eso.

15 comentarios:

  1. Un gran desliz de tu parte

    ResponderEliminar
  2. Soy estudiante de Letras y profesora Literatura, habré leído mil cosas del cannon y esas huevadas, pero tu blog es lo más, o sea es genial todo lo que escribís.

    ResponderEliminar
  3. Exacto, cómo cuesta deshacerse...

    ResponderEliminar
  4. Y sin embargo, a pesar de saber que es al pedo guardar tanta "cosa", cómo cuesta!

    ResponderEliminar
  5. La heladera, sobretodo, hay que limpiarla seguido...

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar
  6. Hola, muy buenas tardes, ¿qué tal estás? Espero que maravillosamente bien al igual que tu interesante blog. Caí de casualidad en tu espacio y me alegro de ello, ya que he disfrutado de las entradas que he tenido tiempo de ojear y me han parecido muy entretenidas, enganchan al bloguero. Tienes una web muy recomendable y te felicito. Espero que sigas creciendo y que nunca abandones el rincón de tu mente. Seguiré visitándote siempre que tenga un tiempo libre para ver las restantes entradas y las nuevas que subas. Te deseo mucha suerte y espero que pronto subas un nuevo post para disfrutar de él.

    Si me lo permites, me gustaría invitarte a mi blog DIARIO DE UNA CHICA POSITIVA. Lo he dedicado a escribir literatura personal (relatos, cartas, reflexiones), además, podrás compartir tu blog con todos nosotros en la sección "Aquí tu web": http://insolitadimension.blogspot.com.es/

    Un gran abrazo desde Málaga y gracias por compartir un trocito de ti.

    ResponderEliminar
  7. es tan genial lo que escribiste, que me resolviste la conclusión del mal día de hoy!

    ResponderEliminar
  8. Anónimo11:52

    Reduciendo,todo eso se llama madurar la vida, analisis de uno mismo. ;)

    ResponderEliminar
  9. Anónimo20:24

    Sos increíble!

    pd: http://breakevenn.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar
  10. Me encanta lo que escribís, pero puntualmente todos los domingos suelo leer esta entrada, creo que me pasa bastante seguido el putear por no haber dejado algo antes.. En fin, te felicito, seguí así!

    ResponderEliminar
  11. Anónimo21:12

    Muy buenas todas las entradas, pero esta 10 ptos! Comparto en face ;)

    ResponderEliminar
  12. Anónimo23:41

    aaaaaaai como me encanta lo que escribis :) comparto en ffaaaaaaaaaaaace

    ResponderEliminar
  13. Anónimo00:53

    Te juro que me da un placer enorme leerte, porque cada cosa que escribis es tan cierta! Segui asi, porque vas perfecto diosa! Te re banco

    ResponderEliminar

Yo deslizo, tu deslizas, él desliza, ellos deslizan, nosotros deslizamos, vosotros deslizáis.