porque no está mal que terminen las historias mientras haya historias que contar

11.9.10

El regalo a los reyes

Otra vez una misma secuencia de errores. Esa secuencia que es un error de por sí y envuelve a una seguidilla de otros. En realidad, para hacerlo más complicado, sería: un gran error, que envuelve diferentes situaciones (otros errores) en las que, ahora sí, se da una secuencia de pequeños errores que me destruyen. Perdón por la repetición de esa palabra. No la puedo dejar de decir y no debe ser por que sí, y voy a dejar mi no válida redundancia, porque funcionaría algo así como acto fallido.

Voy a contar, sutilmente, en qué consiste. Primero, anticipos, leña al fuego (pero de la buena) que encienden mis emociones. Por una vez me siento prendida, esa es la palabra. En movimiento de pies a cabeza aunque esté quieta. Con expectativas en algo. Pensando que ésta vez no tiene por qué ser como la anterior. Aunque, después confirmo, que sí tiene por qué. Después planeo. Eso que ya conté miles de veces. Analizo las distintas posibilidades de ese futuro suceso, y actúo en mi cabeza. ¿Qué postura voy a tomar esta vez? De todas formas, no me culpo. Está bien que planee. Tengo que justificarme a mí misma eso de estar prestándome a lo mismo otra vez. Tengo que mentirme y le que ésta vez no me estoy entregando a lo mismo de vuelta. Entonces me hago la, actúo, simulo. Primero en mi cabeza y después se verá (seguramente termine improvisando).

Esos dos primeros pasos los tengo muy claros, creo que lo que sigue no tanto. Puedo resumirlo. Llega el momento de implementar todo eso pensado y de que esas emociones se potencien, supuestamente. Como dije, termino improvisando, o dejando en evidencia que sí me estoy prestando a lo mismo. Pero muchos factores externos me llevan a pensar que ésta vez va a ser diferente, a creer que puedo cambiar a la gente y que soy especial. Así que actúo, mal, muy mal, y después me doy cuenta de que es lo mismo de siempre. Pero ya estoy metida hasta el fondo. Ahí improviso más que nunca. A veces se me da por hacerme valer un poquito, otras me digo "estoy jugada", y otras muchas, para justificar mi mala acción, "estoy haciendo lo que quiero". Lástima que no es así como lo quiero. Para nada.

Lo que sigue es básico, perdón. Llego a mi casa y no lloro porque no vale las lágrimas y sinceramente no me surge. Pero me digo que nunca más, que fue la última vez, y muchas mentiras más. Después pienso en ese primer momento de expectativas y sentimientos hermosos, y me doy cuenta que por lo menos por ahora, lo mejor que tengo es eso, lo previo, "las cosquillitas en la panza", esos sueños de lo que va a pasar en un rato. Siempre los sueños opacan la realidad. Dejá de soñar, Nati.

Sí, el punto es que una semana después estoy haciendo lo mismo. Exactamente lo mismo. Y así la siguiente. Hasta que un día de un vuelque, como en aquella otra secuencia de situaciones hace un año, y cierre ese capítulo para siempre. ¿Y saben qué es lo que pasa después? Un tiempito de otro tipo de sequía (de expectativas, por ejemplo) y agarro a algún otro gil de por ahí. Así funciono lamentablemente.

19 comentarios:

  1. hola, creo que así funcionamos todos, pero si te das cuenta puedes cambiarlo no?
    gracias por tu comentario, ¿cómo podria enojarme si tienes razón? y como tú estoy conciente de ello pero así funciono =)
    un beso,

    ResponderEliminar
  2. Y por otro lado, digo: BASTA DE MIEDOS, soy adolescente y voy a irme a la mierda porque es el momento para hacerlo. jaja aveces lo digo, pero me mando cualquiera, asi funciono también...
    Un beso Nati, ojala que cambie pronto.

    ResponderEliminar
  3. No te compliques tanto

    :)

    besos

    ResponderEliminar
  4. Así funciono yo tambien, lamentablemente. Cosas que pasan mujer. Un beso y como siempre me encanto el texto :D

    ResponderEliminar
  5. Te entiendo y más que nunca, porque lo estoy viviendo a flor de piel. Y así creo que somos todas, lamentablemente. Y lo que podemos hacer es acompañarnos unas a otras.

    ResponderEliminar
  6. Bueh, iba a decir: "Así funcionamos todos, en iguales o diferentes situaciones"... por ahí arriba ya lo comentaron, pero igual lo repito así queda claro que los humanos somos una especie más que rara. Así actuamos, así sobrevivimos.

    Me encantó cómo lo contaste. La verdad, no pudiste explicarlo mejor.

    Un beso. Me quedo por aquí =)

    ResponderEliminar
  7. Si leíste Cien años de soledad te vas a dar cuenta que somos un constante ciclo con nosotros mismos, casi como un patrón de conducta te diría. Pero yo creo que lo podemos cambiar, no prononiéndonos eso como meta, sino cuando realmente demos un vuelque profundo y final, no parcial, como te viene sucediendo por lo que leo.

    Lo que sí te aclaro es que no vas a poder cambiar a nadie, cada uno es cómo es, y los cambios que sufrimos son internos, por cuenta propia, nadie puede hacernos cambiar. Como mucho ver las cosas desde otra perspectiva, pero el cambio va con uno. Yo también mil veces soñé que era tan especial en la vida de alguien que podía cambiar cosas, pero siempre terminé por ver que no funciona así. Podés ser muy especial, pero la persona cambia cuando por dentro algo llega al límite. Como te tiene que pasar a vos.

    Asi que.. paciencia, por lo menos lo estás viendo, sos consciente, podés palparlo en palabras. Es un paso, te aseguro.

    En cuanto a lo que me pusiste en el blog, estoy de acuerdo, sufrir el no conocer el amor puede ser peor. Aunque no lo sufriríamos tanto porque no sabríamos lo que se siente. Pero sin dudas el vacío de no amar puede carcomer el alma mucho más que el dolor de amar y sufrir por eso que amamos.

    Un beso, y buen finde ;)

    ResponderEliminar
  8. Cuando te encuentre en algún espacio libre de la ciudad, en una plaza o en algún bar, espero no enamorarme! Gracias

    ResponderEliminar
  9. cuando tengas tiempo me contás (y vale aclarar: si querés) qué te anda pasando.
    ojalá todo mejore. un beso, nati.
    mis mejores deseos para vos!

    ResponderEliminar
  10. Anónimo02:27

    quizas es eso, romper con la estructura
    y no conformarse con el simple funcionamiento cotidiano,
    capaz que se puede probar

    besote

    Ana Claudia

    ResponderEliminar
  11. Simplemente vivir.
    Hay que intentarlo

    ResponderEliminar
  12. no todos los que te encuentres en un futuro tienen que ser iguales a los que te encontraste en el pasado, bah..es lo que pienso

    ResponderEliminar
  13. Me acuerdo de una frase de una persona que decia "Estamos condenadas a elegir el mismo tipo de hombre,una y otra vez" Y si,es cierto,pero tambien pienso que no todos van a ser igual de malos,y que va a llegar el indicado,porque siempre,siempre llega :)

    ResponderEliminar
  14. Leerte me sirve para entender un poquito más cómo funciona el cerebro femenino. Como dijeron por ahí arriba, todos funcionamos más o menos igual.

    Abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  15. Me parece como que estas pensando mucho en lo que haces. Va, no sé, a lo mejor pienso mal pero... dejá que las cosas fluyan un poquito y si ves que todo sigue igual... No hay mejor persona que vos para frenar todo eso!

    ResponderEliminar
  16. A no complicarse che.

    ResponderEliminar
  17. Mujercita! estaba mirando viejas entradas en mi blog y me encontré con tus firmitas, hace un montón que no andaba por acá! cómo marcha todo? cómo anda tu vida?, besito gigantesco! <:)

    ResponderEliminar
  18. hola!

    me gusta tu blog! tengo un blog de traducción de canciones, pásate si quieres, y le hechas un vistazo! http://traduccion-de-canciones.blogspot.com/

    Gracias!

    ResponderEliminar
  19. Woou mujer por dios me facia tu forma, la vida no siempre tien buenos momentos peor luego la tormenta sale el sol(: puez que tienes toda una vida por delante para poder gosar vamos salta, rie, corre, disfruta, iinspirate, agamos algo por nosotras despues de tanto dolor de alguna forma la pasaremos biem sonriamos y seamos las mas lindas de todas me caes biem me encanto tu blog y bueno soy una extraña con ganas de conocerte y de tener una buena amiga cuidate besos te sigooo, ojala te pases por el mio.

    ResponderEliminar

Yo deslizo, tu deslizas, él desliza, ellos deslizan, nosotros deslizamos, vosotros deslizáis.