porque no está mal que terminen las historias mientras haya historias que contar

15.9.15

Dolina colectivo

Levanto la mirada del texto: calle Gavilán. Me tengo que bajar. Estoy a punto de tocar el timbre pero me percato de que ya lo hizo un pibe. De traje, pero le digo "pibe" porque es de esos que te das cuenta que odia usar traje y que incluso recién empezó a hacerlo rutinariamente hace algunas semanas. 
- Excelente libro - me dice.
- Sí, mal - respondo. Incómoda porque me doy cuenta de que es la escena perfecta; incómoda porque estoy segura de que se animó a decirlo porque se baja en esta parada, pero no sabe que yo también. 
- ¿Recién empezás? 
- Sí. Y me encanta.
El colectivo frena, me impongo para bajar antes por las dudas, como para que no haga ni diga nada raro porque yo también me bajo acá. Porque en una anécdota de amor, digna de este libro y del barrio de Flores del que cuenta (donde justamente estamos), seguro él me sorprende con algo. Pero no, todavía puede ser mejor: nos bajamos en el mismo lugar.

"Chau, suerte", le digo, mientras camino para un lado y él, para otro. "Chau", me contesta, con una sonrisa. Y me voy, a los brincos, con un amor seguramente ovacionado por los Hombres Sensibles y asquerosamente ignorado por los Refutadores de Leyendas. Convencida de que acabo de terminar una historia que jamás empezó, y con esperanzas de que el pibe de traje que odia los trajes me quiera encontrar como Jorge Allen a su primera novia. No porque quiera que lo logre... solo porque eso hace más dulce y significativa a esta crónica del Ángel Gris jamás escrita. 

11 comentarios:

  1. Sencillo y lindo. Esa anécdota te levanta hasta un lunes de frío y lluvia a las 6 de la mañana, si pasara

    ResponderEliminar
  2. Anónimo00:54

    para mi Nati es un futuro novio encima baja en el mismo lugar es el destino me parece

    ResponderEliminar
  3. Yami Michel10:10

    Me encanta, no podes escribir tan perfectamente. Miles de sensaciones causas mientres te leo, impresionante

    ResponderEliminar
  4. En "Cartas marcadas" terminan ganando los Hombres Sensibles, me parece, Es delirante ese libro.

    ResponderEliminar
  5. Me encanta tu blog, no te conozco, solo cai aca de casualidad buscando blogs, pero son muy lindas tus palabras. Saludos y te dejo el mio por si queres leerlo
    http://mimasintimoser.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar
  6. Los amores de bondi/subte son lo mejor del mundo!

    ResponderEliminar
  7. Estaba en Twitter viendo las boludeces que pones y cai aquí, realmente impresionante las dos facetas que tenes! Me encanto! Es sublime!

    ResponderEliminar
  8. Alta entrada... sos genial.
    http://locuritasdemimundo.blogspot.com.ar/ y aquellos que quieran leer un poquito de mis locuras, los invito. Che, si, el nombre es grasa, pero el contenido te tira la posta.

    ResponderEliminar
  9. No me canso de leerte, nunca.

    ResponderEliminar
  10. Si viajas en el 113...te lo cruzas seguro...pasa uno cada vuelta de reloj..éxitos!

    ResponderEliminar
  11. Sos una ídola! Te encontré de casualidad, pero no te suelto más :)

    ResponderEliminar

Yo deslizo, tu deslizas, él desliza, ellos deslizan, nosotros deslizamos, vosotros deslizáis.