porque no está mal que terminen las historias mientras haya historias que contar

13.9.14

Ruido a viento

Vivo en una casa. Me ponés un balcón, me escondés al sol y te encargás de que mis oídos escuchen música de esa que me mueve, y estoy en las nubes. (Literalmente más cerca de ellas que de costumbre). Ni siquiera necesito una noche ideal. Hoy no se ven estrellas ni la luna. Pero igual. No sé qué tanto de este paisaje me pone introspectiva. Si lo pienso, son edificios, calles, autos, luces... nada muy poético. Sin embargo, me dieron ganas de escribir. Escribirte. 

Escuchá una cosa que te voy a decir.
Lo que más odio de nuestra historia no es que haya terminado. Tal vez porque no siento que eso haya pasado realmente. Lo que me rompe la cabeza es pensar que lo tuvimos ahí, que nos tiraron un pase al medio del área con el arquero en cualquier lado y no la metimos. Que nos chocamos la cabeza, o nos desconcentramos, o alguno la pateó para cualquier lado.
No nos enamoramos. No, y no me digas que sí, porque no. Nos quisimos, mucho, sí, pero nunca llegamos a amarnos de verdad. Por más te amos que nos hayamos regalado. Y digo "regalado" porque era eso, para hacer sentir bien al otro y, obvio, también elevarnos nosotros. Porque amar es hermoso y creer que amás también mientras no te tropezás con la verdad.
Pero no, no nos amamos. Porque los que se aman meten el gol. Después, tal vez, pierden el partido; pero hacen bailar a la red de un pelotazo. Si me preguntás por qué, no tengo idea. O sí, vos no sos para mí y yo tampoco para vos. Siempre lo supimos, en verdad. Pero nos gustábamos. Y nos queríamos. Y pensamos que esa cuenta daba amor. Linda confusión. De vuelta: hasta que caímos. 
Nos caemos juntos y nos levantamos solos. Desde siempre y ¿para siempre?. Todavía me acuerdo de ese día que te dije "Creemos que es un chau definitivo, sufrimos, nos acostumbramos a no tenernos, creemos que no nos vamos a ver nunca más, nos volvemos a ver... ¿va a ser así toda la vida?", y me respondiste con un tan simple como complejo "sí". Nos caemos juntos y nos levantamos solos. 

Ahora ya sé por qué esto me hizo pensar, y en vos, y en escribirte. Porque somos una noche nublada de Palermo. Porque es mediocre como nosotros. Porque no llueve, pero tampoco es que se ven las estrellas. Porque no hay mucha gente caminando por la calle, pero sí algo de movimiento porque es sábado. Porque los autos no van ni apurados como un lunes a las 8 de la mañana, ni relajados como un domingo a las 5 de la tarde. Porque si contara la cantidad de ventanas iluminadas en todos los edificios y las que están a oscuras, el número sería igual. Porque siempre fuimos gris, el intermedio, el ni fu ni fa. 

Y, también, porque hay ese ruido a viento que me suena a soledad. 

33 comentarios:

  1. Anónimo19:35

    me encanto!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo19:50

    Che. Muy bueno. me haces acordar a mairal. seguí escribiendo. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo19:54

    Esperamos mas del otro porque estamos dispuestos a dar mas y caemos en las idas y vueltas esperando que algo cambie, o mejore (por lo menos eso es lo que me pasa)

    ResponderEliminar
  4. Anónimo20:06

    Que genia sos! increible lo bien que escribir

    ResponderEliminar
  5. Anónimo22:40

    siento que escribís sobre la misma persona hace dos años.
    te banco a muerte y espero que puedas superar a tu ex en algún momento

    muy sentido el texto. me encanto!

    ResponderEliminar
  6. Anónimo00:52

    Muy bueno

    ResponderEliminar
  7. Anónimo07:33

    Te amo

    ResponderEliminar
  8. Lo leo porque es la historia que vivo hace años y me refleja totalmente

    ResponderEliminar
  9. Anónimo15:51

    Nunca dejes de escribir y tampoco de twittear

    ResponderEliminar
  10. Si sos tus palabras, Nati, estoy segura que alguien muy muy pronto se va a enamorar perdidamente de vos. Y van a ser un blanco, o un negro, ya vas a ver. Me encanta como escribís, mucho.
    Abraaazo grande!

    ResponderEliminar
  11. Anónimo13:30

    Resentida, superalo! Es como lo haces para hacer sentir mal al otro y lastimarlo, medio que no tiene sentido.

    ResponderEliminar
  12. La Nati de Twitter y la Nati de Blogger son dos Natis distintas. Y gracias a Dios que es así. Porque sé dónde encontrar a la Nati que más me gusta. Me encantó la nota, seguí rompiéndola toda.

    PD: por qué esta vez fue un desliz de Natalia Jersonsky y no de Nati Jota, como siempre?

    ResponderEliminar
  13. Anónimo22:53

    Le pones palabras a lo que me pasa ¿como haces?

    ResponderEliminar
  14. Anónimo02:43

    Me sorprendió, para bien, tu habilidad para escribir. Sos mucho mas profunda e interesante de lo que parece por twitter. Seguí escribiendo que se disfruta.

    ResponderEliminar
  15. Me gustó mucho la verdad. Yo por mi parte no le hubiese agregado la parte del "dialogo" entre los dos, pero igual está muy buena toda la idea y las comparaciones que haces. Si tenés unos segundos pasate por elcielosobreelcielo.blogspot.com.ar hay de todo y fijate que te parece.
    Vi por ahí que tenés mucho escrito sobre enamorarse (no del amor sino sobre enamorarse) y unas citas de Dolina... Todo lo que dice Dolina en Cronicas del Angel Gris del amor que nunca es ni va a ser es genial, fijate capaz te copa.

    elcielosobreelcielo.blogspot.com.ar

    ResponderEliminar
  16. admiro tu facilidad para hacernos sentir lo que te pasa y, a veces, hasta mimetizarnos. genia!

    ResponderEliminar
  17. Anónimo22:02

    Genial, me encanto. Segui escribiendo!

    ResponderEliminar
  18. Aún hoy con este atardecer soleado, escuchando a chicos jugar, y en pleno silencio... me llevaste a esa noche oscura y gris de Palermo. En el gris muchas veces sentimos que no logramos nada, pero no caigas en esa trampa, la vida es súper interesante también en ese punto, no todos los extremos tienden a ser sinónimos de felicidad.

    Meses y más meses sin pasar por acá. Veo que no cambió la magia de este lugar :)

    Besop!

    ResponderEliminar
  19. Anónimo01:17

    Me encanto!

    ResponderEliminar
  20. NatachaSol17:56

    No sé si estás escribiendo sobre alguien real o si sos así de poética por naturaleza, pero una logra hacerse la imagen de una chica sentada en el balcón, en el piso, con la notebook sobre las piernas un poco más altas que el resto del cuerpo, escribiendo todo esto. Con los edificios en frente, los autos y el cielo sin estrellas. Y parece real. Así que, verdad o imaginación, es un lindo efecto. Y tenés una redacción que hace posible todo eso, seguí así.

    ResponderEliminar
  21. Anónimo23:26

    Gracias a vos muchos pensamientos y sentimientos se vuelven palabras. Gracias a vos!!

    ResponderEliminar
  22. Anónimo14:13

    Deja de twitear tantas boludeces y dedicate más al bolg porfavor!

    ResponderEliminar
  23. Anónimo20:00

    Lloré leyendo esto. Piel de gallina. Era como si cada palabra contara mi historia. Identificada al 100%. Genial

    ResponderEliminar
  24. Anónimo21:21

    Tal pero taaaal cual, q textos terribles

    ResponderEliminar
  25. Anónimo23:40

    Te leía en emilia magazine ahora te leo acá, lo descubrí hoy y ya leí 13 notas me fasauna xq decís lo que todas queremos decir

    ResponderEliminar
  26. Anónimo19:07

    Idola!!!

    ResponderEliminar
  27. Anónimo04:39

    Que genia!!! Me encanto, cuanta verdad, me sentí muy identificada.. Grosa total!!!

    ResponderEliminar
  28. Buenisimo! Me gusto muchisimo

    ResponderEliminar
  29. Anónimo14:33

    Sos una genia!!! Me encanta como escribis

    ResponderEliminar

Yo deslizo, tu deslizas, él desliza, ellos deslizan, nosotros deslizamos, vosotros deslizáis.