porque no está mal que terminen las historias mientras haya historias que contar

11.8.14

Especial X

No sos responsable de ninguno de mis desvelos, ni de mis lágrimas cuando suena un tema en particular en el iPod, ni de mis escritos, ni de mis malhumores. Es más, casi nunca te pienso. Pasaste en mi vida totalmente inadvertido y el día de mañana no vas a ser una historia que le cuente a mis hijos; pero acá estoy, dedicandote unos renglones, quizás de lo único de lo que seas responsable sobre mi persona.

Es que no tenés nada que ver con un extremo, y uno se desvela, llora, escribe y se malhumorea por extremos. Es eso, lo "nuestro" (las comillas son necesarias pero de todas formas me parece grotesco decir "nuestro") fue tan mediocre que a veces me pregunto si existió tal cosa o nomás fue ausencia-de. Dudo acerca de si fue algo que nunca empezó, o le falta un cierre. O quizás es simplemente así, ¿por qué esperamos que todas las historias y romances y amoríos sean redondos? Aún en las imperfecciones que les permitimos, pretendemos que sean perfectos, con principio y fin; claros, precisos. Y no.

Pero ahí estás, siempre volvés de alguna manera. Sos esa cosa que tengo pendiente; eso que me falta conocer. Esa duda, esas ganas de enojarme con motivo. De poder pensarte sin sentir que estoy flasheando. De concretar; y no lo digo por las ganas de palpar tus promesas, sino por poder escuchar tus melodías y pensarlas para mí.

Es que para mí fui distinta. A las mujeres nos encanta pensar eso, que fuimos especiales para el otro, no necesariamente amadas, sino diferentes: que los dejamos pensando, que los atontamos, que no nos pudieron entender, que fuimos locas, que nos atrevimos, que no nos cabió una. Me quedo con esa idea, lo que tal vez hace más triste que para vos haya sido absolutamente nada.

Ser una loquita suelta se siente mejor que ser una normal suelta. Y, por suerte, no necesito confirmar nada. O sí, me encantaría, pero sabiendo de tus mañas, jamás me harías saber si te moví más de un cuarto de pelo. 

Vos sí que sos especial... eso seguro. El problema es que lo sabés. 

25 comentarios:

  1. Anónimo17:26

    Que genia! Totalmente de acuerdo con vos! La gente que es especial y no lo sabe son los que valen la pena. Si es especial y lo sabe, fue. Nunca vas a sentirte lo suficiente para el y el va a pensar que sos una minita como cualquier otra. No vale la pena.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo21:43

    Me encanto! Te descubri hace unos dias y me lei todo. Ojala escribas un libro algun dia, lo compro sin dudar. Excelente!

    ResponderEliminar
  3. Anónimo21:43

    Me encanto! Te descubri hace unos dias y me lei todo. Ojala escribas un libro algun dia, lo compro sin dudar. Excelente!

    ResponderEliminar
  4. En este momento de la vida me siento remil identificada con esto, con absolutamente todas las palabras que dijiste acá, es increíble.

    ResponderEliminar
  5. Hay dos formas de ser especial, la buena y la mala. Y nadie quiere estar en la segunda, aunque la mayoría no hace otra cosa que caer una y otra vez en ella...

    Suerte

    J.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo01:28

    El problema es que siempre lo supo.

    ResponderEliminar
  7. "Vos si que sos especial... eso seguro. El problema es que no lo sabés."

    Me derrito.

    ResponderEliminar
  8. Me encanta , escribís hermoso , me encantaría leer un libro tuyo , no se qué tienen tus textos pero me gustan todos

    ResponderEliminar
  9. juliguttierrez15:23

    Me encanta todo lo que escribis. Expresas perfectamente lo que nos suele pasar. Y es lindo leer algo con lo que uno se siente identificado, supongo que será porque nos hace dar cuenta que no somos a los unicos que nos pasa tal o cual cosa.

    ResponderEliminar
  10. Me encanta leerte, me gustaría que leas algo de lo mío y me hagas alguna critica:)

    ResponderEliminar
  11. Anónimo18:43

    Me haces llorar. Te re entiendo, gebia seguí asi

    ResponderEliminar
  12. miquitaa04:13

    Pfff ! Te descubro en mi peor momento ! Que indentificadaaaa me sentí .. Me encararía saber q fui para el , aunque estoy seguro q nada

    ResponderEliminar
  13. Anónimo19:34

    Excelente lo que escribis!

    ResponderEliminar
  14. NatachaSol21:21

    Lo que no sabe es de lo que se perdió. Y perdón que comente todo, pero si lo leyera y no comentara, sería hacerte lo mismo que este flaco. A mi me gusta demostrar que aprecio algo, cuando lo aprecio. Y todo lo que escribís, es muy apreciable.

    ResponderEliminar
  15. No podés ser tan grosa flaca. Segui escribiendo estas cosas, por favor. Cuan identificada me senti...!!!!

    ResponderEliminar
  16. Anónimo23:01

    Wow! Describiste exactamente lo que senti en un momento de mi vida. Te felicito, escribis muy bien! !

    ResponderEliminar
  17. Anónimo18:20

    Me encanta tu forma de escribir, me en can ta

    ResponderEliminar
  18. regla namber uan: no estar con una/o que se la cree.

    ResponderEliminar
  19. Anónimo15:49

    Excelente, 100% identificada, lamentablemente.

    ResponderEliminar
  20. Anónimo22:12

    Es increible, estoy leyendo todos y cada uno de los "pedacitos" de historias que escribis, o por ahi conclusiones o anecdotas, no sé. Pero me encanta, me inspira

    ResponderEliminar
  21. Anónimo11:54

    tremendo nati j

    ResponderEliminar
  22. Anónimo07:12

    Gracias nati, por escribir lo que siempre pensé!

    ResponderEliminar
  23. Pamela Lopez14:49

    Admiro lo que escribís, de la manera en que lo haces. "Sos tan yo que me encantas" te diría, pero ahora creo que sos mejor. Seguí así que vas bien. Por acá me llenas el alma, y por twitter me haces morir de risa. Genia con todas las letras 👏

    ResponderEliminar
  24. Anónimo23:46

    Boludaaaaaa parece que tenes un tema para cada cosa que pasa por mi cabeza! Escribís todo el desorden que tengo en la cabeza pero ordenado y entendible. Sos grosa en serio

    ResponderEliminar
  25. Anónimo01:58

    Lo AME boluda. Nunca dejes de escribir

    ResponderEliminar

Yo deslizo, tu deslizas, él desliza, ellos deslizan, nosotros deslizamos, vosotros deslizáis.