porque no está mal que terminen las historias mientras haya historias que contar

22.10.11

1/x

De repente una parte de mí está en otra persona. De repente lo que siempre dependió de mí, cambia según otro. De repente está en juego mi bienestar. De repente lo que el otro haga va a cambiar mi ahora. De repente soy una mitad, o un cuarto, o lo que sea; de repente algo me falta y a otro, algo le sobra, o simplemente guarda algo mío en algún lado. Pero no lo cuida. Lo lastima. Y me lastima.

Por primera vez supe dar, o simplemente me salió. Cedí. Me dejé ser una parte y no ser más un completo. Y todo salió mal.

Era mejor cuando era un entero y no me importaba nada. Ahora soy simplemente una fracción. 

Ya no quiero que me devuelvan lo que di. Esa parte está quebrada, sucia, olvidada. No supieron darse cuenta que era una parte mía. O lo supieron y no lo cuidaron. No lo quiero de vuelta; tiralo a la basura. Ya no me sirve. 

Tendré que ser una fracción para siempre y, para la próxima, saber a quién le doy una porción de este triste pedacito que quedó.

14 comentarios:

  1. No te sientas vacía, busca rehacer la parte faltante de algo nuevo. Y sentite nueva. Sentite bien.

    ResponderEliminar
  2. No te conformes con ser una fracción, no importa quien te dividio tu puedes juntar pedacitos y formar un todo
    un beso

    ResponderEliminar
  3. Fracción más fracción pueden hacer un entero.

    ResponderEliminar
  4. Te diría que te sirve de experiencia siempre y cuando hayas aprendido de eso. También te diría que no hay que dar todo porque después quedamos así, alienados. Pero da igual lo que te diga porque no te va a hacer sentir mejor.
    So... Cheer up

    ResponderEliminar
  5. Coincido con el comentario de santita. Se puede ser uno completo, al menos pienso eso.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Siempre tendemos a dar demasiado y esto es lo que pasa... o en la mayoria de los casos.

    ResponderEliminar
  7. Bueno Naty, nunca cebemos en quién confiar hasta que no lo hacemos.
    Para amar hay que probar primero y luego ver si realmente esa persona es la indicada. Quizá esta no fue la persona correcta, pero seguramente encontrarás, en otra persona, tu "otra mitad".

    Igualmente, la forma en que lo describiste está increíblemente muy buena!

    Un beso!!!

    ResponderEliminar
  8. Coincido con algo que dijeron por ahí arriba... Vas a poder rehacer esa partecita que falta y va a ser más fuerte...

    Cuidese

    ResponderEliminar
  9. Espectacular Blog... La verdad es que no quería salir... ya soy parte de tus seguidores!!!! impecable... si quieres parar por mi blog...no es mucho pero es lo que escribo!!!! besos...la verdad , sin desperdicio.... http://rickyelvikingo.blogspot.com/ gracias....

    ResponderEliminar
  10. Dejá que el tiempo te regenere, hasta que vuelvas a ser un entero. Lo único bueno de todo esto es (como leí por ahí arriba) que, al menos; te sirve de experiencia (o te tendría que servir).
    Te dejo estas palabras, por si no las conocés. Espero que te sirvan como me sirvieron a mí, y que te regeneres rápido. http://lucyinttheskyy.blogspot.com/search?updated-max=2011-08-27T15%3A28%3A00-03%3A00&max-results=10
    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. y dale tiempo sl tiempo.. y no esperar nada de nadie, al fin y al cabo lo que diste fue por amar, vos sabes amar, y eso vale (: saludos

    ResponderEliminar
  12. No le diste nada a nadie, solo accediste a que alguien o algunos pasaran a un cuarto en el que nadie estuvo, y de alguna manera lo dejaron todo destrozado. Pero eso no significa que no se pueda reparar. No perdiste nada, solo, como vos dijiste, "cediste", pero no a ellos (o a èl, o a ella) si no a vos. Lo que te cediste fue el placer, o lo que termino siendo una angustia, mejor llamemos experiencia de saber como se siente que alguien entre a ese lugar en el que antes nadie estuvo. Solo hace falta tiempo, y ese lugar va a volver a estar como siempre. NADA, n a d a, se te perdio. Y te lo digo yo, que te conozco. Nunca vas a dejar de estar entera.

    ResponderEliminar
  13. Nononononono, ya no tengo palabras. Estoy pasando por algo similar y me sentí demasiado identificado con esto. Sos muy grosa flaca, de verdad.

    ResponderEliminar
  14. hola nati! supongo que no te acordaras demasiado de mi, más que nada porque hace como un año que no escribo ni paso por los blogs. Pero, aunque mi inspiracion aahora mismo esta ausente intentare seguir leyendote, me encantan tus textos
    muy bueno, este! un beso!

    ResponderEliminar

Yo deslizo, tu deslizas, él desliza, ellos deslizan, nosotros deslizamos, vosotros deslizáis.